4 tácticas para optimizar tu ecommerce

Amigo lector, ya no eres un pobre tendero que acaba de montar su primera tienda online. Ya conoces, más que de sobra, el backoffice de Prestashop, has aprendido poco a poco a optimizar  los aspectos técnicos de tu tienda online. Tienes un diseño exclusivo y atractivo, y como  te has trabajado el SEO tanto a nivel técnico como léxico, realizas conversiones de visitas, e, incluso, has aprendido el funcionamiento básico de las redes sociales y su aplicación en la atención al cliente.

Pero aún así, no consigues incrementar la popularidad de tu negocio todo lo que te gustaría. Las ventas han aumentado, pero aún se resisten. Ahora, ¿Qué haces?

Pues es hora de hondanar más profundamente en los aspectos cualitativos de tu tienda. Ya no se trata de mejorar tal aspecto técnico con un módulo, o el atractivo de la marca con un nuevo logo y diseño de la tienda, sino de conocer nuestro valor como empresa, como marca, e intentar incrementar su presencia en la mente de nuestros clientes. Es hora de optimizar nuestra manera de hacer ecommerce.

Cuando se quieren aumentar las ventas de una tienda online, la mayoría recurren a dos estrategias: Invertir en promoción (publicidad, SEO, redes sociales, etc.) e Invertir en tecnología (nuevas funciones, sistemas de recomendaciones, email marketing, etc.) Sin embargo, pocos aprovechan una estrategia que puede conseguir grandes resultados con una inversión relativamente pequeña: La optimización web. La media de conversiones de los ecommerce está en torno al 3%. Es decir, que el 97% de los visitantes no compra. El objetivo de la optimización web es mejorar estas terribles cifras de conversión y conseguir que más visitantes se conviertan en clientes.

Para ello, el primer objetivo de la optimización es conocer mejor las necesidades de potenciales clientes que llegan a la tienda y detectar los posibles problemas que encuentran. En base a ello, se optimizan los contenidos y diseños de la tienda para que resulten más convincentes y fáciles de utilizar, lo que repercute en un aumento de las ventas.

  1. Analítica web: Obviamente la mayor parte de ecommerce ya realizan análisis de resultados mediante Google Analytics y otras herramientas similares. Para la optimización web, es especialmente importante analizar qué páginas concretas están fallando: Páginas de destino con mucho porcentaje de rebote, páginas principales de salida, pasos del embudo de compra donde se pierden más clientes, etc.Por otro lado, cabe mencionar que muchas veces Google Analytics no es suficiente y conviene recurrir a herramientas complementarias que permiten otros tipos de análisis: Herramientas de mapas de calor como Crazyegg o Clicktale, herramientas que permiten seguimiento individualizado de usuarios como Kissmetrics o Mixpanel, etc.
  2. Encuestas a visitantes y clientes: La analítica web nos ayuda a detectar qué está fallando, pero no nos explica por qué está fallando. Para conocer las razones por las que los clientes toman la decisión de comprar o no comprar, la mejor solución es preguntárselo directamente.Aquí cabe diferenciar dos tipos de encuestas:- Encuestas a clientes, para preguntarles qué les hizo decidirse a comprar.- Encuestas a visitantes de la web, para preguntarles sobre los factores que tienen en cuenta al comprar y conocer los posibles problemas que se están encontrando en el proceso.
  3.  Estudios de usabilidad: Muchas ventas se pierden por problemas de usabilidad, es decir, porque los usuarios encuentran dificultades en el proceso de navegación y compra.Los usuarios de Internet no se caracterizan por su paciencia. Si una tienda online no responde como esperan, es probable que se vayan a comprar a la competencia.Es bastante frecuente descubrir con los tests de usabilidad que los usuarios se encuentran con dificultades que ni nos habíamos planteado. Es normal, porque desde dentro de una empresa y conociendo la tienda online al dedillo es difícil ponerse en el lugar del usuario.
  4. Tests A/B y multivariante: Son la pieza clave en mi opinión. Con todo lo anterior (analítica, encuestas y usabilidad) tendrás bastantes ideas de posibles mejoras para tu ecommerce, pero no sabrás qué ideas van a funcionar realmente.Los tests te permiten comprobar estadísticamente qué cambios realmente funcionan y además te permiten medir el impacto concreto de cada uno de ellos. De esta forma, puedes ir probando decenas de cambios y quedarte sólo con los que mejores resultados proporcionen.

 

Fuente: ecommerce-news.es, marketingpro.es

4 tácticas para optimizar tu ecommerce
5 (100%) 1 voto

Sobre Héctor

Joven pero con gran formación en Ecommerce, Marketing online y Diseño Web. Community manager para la comunicación de Innovadeluxe y varias empresas clientes de agencia. Gran conocedor del sector del e-commerce, el marketing tanto online como offline y sobre todo de las redes sociales con varios años de experiencia en comunicación en estos sectores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos Cookies propias y de terceros para recopilar información para mejorar nuestros servicios y para análisis de tus hábitos de navegación. Si continuas navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. Puedes configurar tu navegador para impedir su instalación.