BRANDING: Convierte tu tienda online en una marca

Si hace menos de dos décadas, la realización de un estudio de imagen corporativa, estaba reservado a grandes empresas, con grandes presupuestos, que invertían en estudios de mercado astronomicamente costosos para conocer los aspectos más beneficiosos a la hora de realizar su marca, hoy en día, practicamente todos los negocios tienen su logotipo personalizado, su nombre comercial diferenciador, y un mínimo de material personalizado (tarjetas, sellos, marca de agua en facturas…) con los que expandir la imagen de la empresa.

Al proceso de estudiar, elaborar y diseñar una marca, se le conoce como BRANDING, y el problema del 99% de los negocios en España, es que tienen logotipo, pero no tienen branding.

La mayor parte de las pymes, negocios pequeños y demás, no se molesta en trabajar un buen estudio de impacto, en investigar el mercado en el que se mueven, o en intentar reflejar ciertos aspectos logísticos en la marca. Simplemente, contratan a un diseñador, y le piden que les haga un logotipo “bonito”. Saltan directamente al último paso, que es la confección de un diseño de marca, pero se dejan por el camino un montón de aspectos fundamentales a la hora de confeccionar un logotipo.

No jugamos en la misma línea que las grandes multinacionales, eso lo sabemos todos, por tanto, no es necesario profundizar tanto como ellos para poder realizar nuestro branding, pero, para construir una marca, en la base, se comparten los mismos aspectos.

Para comenzar un branding básico, para cualquier negocio, es necesario comprender que debemos estructurar nuestro camino en tres bloques: Investigación de mercado, creatividad y difusión

  1. Investigación de mercado: Antes de comenzar a indagar, debemos pararnos a reflexionar.
    – ¿Quién eres?: Qué vendes, qué ofreces, qué tienes que el resto no. Cómo ves tu, tu propio negocio.
    – ¿Cómo eres percibido?: Relaciones laborales, experiencia con los clientes, encuestas…basicamente, la opinión de los demás sobre ti.
    – ¿Qué quieres lograr?: Tu sector, tu mercado, tus objetivos.
    Hasta que no seas capaz de dar respuesta a estas preguntas, no puedes continuar con ningún otro punto del proceso: Tienes que saber qué tienes que ofrecer, a quién, y por qué.
  2. Creatividad: Comienza el proceso de crear y diseñar una imagen corporativa y profesional.
    – Qué quieres decir: Emociones, referencias, asociaciones, conceptos abstractos…el límite y el criterio lo pones tú, pero siempre teniendo en cuenta todo lo anterior.
    – Cómo quieres decirlo: Marca tu estilo, tu forma de hacer las cosas.
    – Cuál será tu ecosistema: Dónde te mueves, quién te compra, qué filosofía tienes para vender. Busca la manera de reflejar estos valores en el nombre de la empresa.
  3. Difusión: Los brandings de las grandes empresas, tienen, además, un estudio de medios donde se analizan los diferentes medios de comunicación masivos,  y las mejores estrategias para emplear nuestra imagen de marca en ellos. Nuestro presupuesto no nos permitirá jugar en esos niveles, pero las nuevas tendencias del mercado y las redes sociales, nos proporcionarán un buen número de posibilidades de difusión masiva sin un coste elevado. El marketing digital, y, sobre todo, el marketing de contenidos, pueden tener un efecto superior (a niveles de fidelización) que los sistemas publicitarios más caros.
    – Crear contenido original: ¡Y compartirlo a traves de los social media! Crear una comunidad en torno a tu tienda es la técnica más efectiva.
    – Involucrarse e interactuar: Busca a tu público. Ayúdales. Proporciónales información. Contesta a sus preguntas. Muévete, que la gente vea iniciativa y atención personalizada.
    – Escucha y observa: El proceso de investigación de mercado NUNCA termina. Siempre hemos de encontrarnos investigando a la competencia, a nuestros clientes, a los suyos, las nuevas tendecias del mercado, la legislatura que nos afecta…

Para intentar ayudarte a crear un branding personal, he decido completar esta entrada con una infografía que he encontrado por internet y que, si bien hace referencia al personal branding (crear una marca en torno a una persona para resultar más atractivo de cara al mercado laboral), las pautas aquí descritas son perfectamente extrapolables  a una tienda online.

el camino a la marca personal de un autentico branding

BRANDING: Convierte tu tienda online en una marca
5 (100%) 1 voto

Sobre Héctor

Joven pero con gran formación en Ecommerce, Marketing online y Diseño Web. Community manager para la comunicación de Innovadeluxe y varias empresas clientes de agencia. Gran conocedor del sector del e-commerce, el marketing tanto online como offline y sobre todo de las redes sociales con varios años de experiencia en comunicación en estos sectores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos Cookies propias y de terceros para recopilar información para mejorar nuestros servicios y para análisis de tus hábitos de navegación. Si continuas navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. Puedes configurar tu navegador para impedir su instalación.