No entiendo de redes sociales: ¿Qué hago?

Vale, partamos de la base de que somos un comerciante online, que lleva poco tiempo, y que bastante me ha costado aprender cómo funciona Prestashop™, configurar la tienda online, introducir productos, estudiar los modos de pago, prepararlos y gestionar correctamente la logística de tus envíos, como para haber aprendido el correcto manejo y utilización de las redes sociales. Simplemente no tienes tiempo de formarte en exceso en todo esto, y prefieres subcontratar a alguien que sepa llevártelo. Pero, debido a la joven vida de tu negocio, posiblemente no tengas claro que tipo de inversión debes hacer, ni que pretendes conseguir. Sino que, basicamente, “necesitas a alguien” que te lo lleve.

Y así recurres a la peor opción de todas: Irte a tu primo, el chaval de tu cuñada, que tiene facebook y algo sabrá sobre esto.

¡Mal! No necesitas eso. Lo que necesitas es una persona con sensibilidad, inteligencia, sentido común y capacidad de estrategia. Eso es justo (amén de unos mínimos conocimientos de las herramientas) lo que convierte a alguien en un estratega de las RRSS, y no en un mero conocedor de la plataforma. Y para eso, en la mayoría de los casos, te sirve una persona (o tu mismo, si puedes permitirte dedicarle esa cantidad de tiempo) que siga este protocolo de forma estricta:

1.-Analiza cómo es tu negocio: Tener claros los objetivos que tiene la empresa y establece un plan de acciones a largo plazo (trimestral, semestral, anual) con unos objetivos concretos establecidos en función del negocio al que se dedique tu empresa y el carácter de la misma. Si la empresa pasa por problemas que pueden solucionarse o atenuarse con la ayuda de las RRSS inclúyelas en el plan.

2.- Aprovecha la actualidad y postea teniéndola en cuenta: Analiza qué tendencias cotizan al alza y utilízalas a tu favor. Imaginemos que la tendencia es #oladecalor y nuestro negocio es vender equipos de aire acondicionado. Echándole imaginación podremos ligar nuestro producto a la actualidad y llegar a más personas.
Si se ha producido, por ejemplo, un terremoto de graves consecuencias tendremos que ser conscientes de que la atención en las RRSS estará centrada precisamente en eso. Sería una insensibilidad y falta de empatía no referirnos al hecho en cuestión en nuestros canales.

3.-Adapta el lenguaje y el tono de tus mensajes al carácter de tu negocio: Siéntate y piensa en cómo se hacen las cosas en tu empresa. Si la relación con los clientes no está sujeta a formalismos tendrás que utilizar un lenguaje más desenfadado y quitarle peso a lo clásico. Si por el contrario, hablamos de una empresa más convencional, que da peso a los formalismos, tendremos que ser más académicos a la hora de postear en nuestras RRSS. Hemos puesto dos ejemplos pero hay una abanico muy grande de acentos sobre las empresas: clásicas, modernas, transgresoras, divertidas, vanguardistas… En función de los atributos que tenga, deberás postear con un aire transgresor, futurista, moderno…

4.-No comuniques por comunicar: Si no tenemos nada interesante que decir, lo mejor es mantenernos callados. Es mejor publicar menos contenido pero de mayor interés que mucho de poca calidad. En este último caso podemos convertirnos en una suerte de pesadilla para la comunidad y perder seguidores. Ojo: publicar menos no significa desatender el perfil. Hay que tener cierta regularidad en las publicaciones y ser proactivo e insistente a la hora de buscar calidad en los contenidos si estos no se encuentran con facilidad.

5.- Elige bien con quién interactuar: Deben ser embajadores de nuestra marca. Intentaremos acercanos a un personaje del sector de reconocido prestigio. Conseguir que un personaje popular o famoso compartan nuestra información nos permitirá aparecer en el timeline de miles de personas que estarán interesadas en la figura de dicho famoso, pero también seguramente por el sector –nuestro público objetivo-. Es complicado que personajes de tanto peso pongan la lupa sobre nosotros, pero existirán otros muchos perfiles que, aunque con menos peso y seguidores nos seguirán si generamos contenido de calidad.

6.- Ten en cuenta que estás expuesto: Es uno de los aspectos más importantes. Una red social no es más que un espacio como puede serlo una plaza pública o un parque. Son lugares transitados, en los que estamos expuestos a la mirada del resto, así que cuando vayas a postear algo piensa en las consecuencias que puede tener.

Estos seis consejos, proporcionados por la estupenda plataforma de contenidos sobre redes sociales, socialblabla, os permitirán gestionar, más o menos, vuestro perfil de redes sociales, o al menos, os orientarán a la hora de buscar a una persona para que os lo gestione.

Nosotros cumplimos los requisitos, ¡te lo garantizo! :D. Contacta con nosotros si quieres información.

 

No entiendo de redes sociales: ¿Qué hago?
5 (100%) 1 voto

Sobre Héctor

Joven pero con gran formación en Ecommerce, Marketing online y Diseño Web. Community manager para la comunicación de Innovadeluxe y varias empresas clientes de agencia. Gran conocedor del sector del e-commerce, el marketing tanto online como offline y sobre todo de las redes sociales con varios años de experiencia en comunicación en estos sectores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos Cookies propias y de terceros para recopilar información para mejorar nuestros servicios y para análisis de tus hábitos de navegación. Si continuas navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. Puedes configurar tu navegador para impedir su instalación.