Cómo reflotar un negocio ecommerce con pocas visitas

AUMENTAR LAS VISITAS EN NUESTRO ECOMMERCE

La cruda realidad de muchos comerciantes inexpertos es la de enfrentarse, a diario, a una tienda online que recibe muy pocas visitas. El reto de cualquier ecommerce es atraer y mantener el flujo de tráfico (y, por tanto, de ventas) de manera creciente y constante, y eso es una ardua tarea que crispa, rabia y desespera a partes iguales.

Incrementar las ventas en un ecommerce con pocos visitantes es posible, siempre y cuando se tomen acciones adecuadas, que, principalmente, se fundamentan en que los clientes confíen en el negocio, en eliminar los errores de la página y en mejorar la participación de los clientes potenciales.

  1. Hacer que los clientes confíen en tu negocio

    Mucha gente piensa que incrementar las visitas y ventas consiste en complicados y largos procesos de optimización en SEO (que también) y, por ignorancia, miedo o simple pereza, desisten antes de empezar. Sin embargo, algo más crucial que el SEO es hacer que las personas confíen en tu tienda online, algo que es crucial para conseguir clientes, sobre todo porque la gente siempre busca señales o elementos que le confirmen que el sitio en donde esta comprando es fiable. Para incrementar el impacto de credibilidad de un sitio Ecommerce, hay que encontrar elementos que el público objetivo interprete de forma favorable y luego hacer que esos elementos se destacan en el negocio.

  2. confianza

  3. Muestra quién esta detrás de la tienda

    Al mostrar quién o quienes están detrás de tu tienda online, también ayudas a impulsar la credibilidad de tu Ecommerce. En consecuencia es importante que compartas tu historia en la página “Acerca de”, ya que los relatos e historias honestas ayudan a construir confianza. Otra cosa importante que debes hacer es incluir una dirección física, así como un número de teléfono, utilizar imágenes de tu equipo o tu oficina, incluso compartir videos en los que expliques por qué la gente debe confiar en tu negocio. Que se vea que hay una empresa que se responsabiliza del negocio online.

  4. Haz que sea fácil contactar 

    La asistencia al cliente es uno de los principales factores que incrementan la confianza de los clientes,por lo tanto debes asegurarte de ofrecer una plataforma se contacto que satisfaga las necesidades de los consumidores. Lo ideal es combinar un sistema de chat en tiempo real, con un servicio de ayuda automatizado, sin olvidar proporcionar la información de contacto correspondiente, pero todo depende de las necesidades de tu sector.

  5. Información importante siempre visible

    Una buena parte de los compradores comprueban las políticas de devolución antes de hacer una compra, mientras que otros más no finalizan su compra ya que descubren cargos ocultos, como el costo de envió. Por ello, si no muestras esta información importante, es muy posible que tu Ecommerce no genere las ventas deseadas. Sé honesto. No engañas a nadie al poner el incremento de gastos al final de la compra si no que, generas mucha desconfianza y rechazo.

  6. Cúrrate el SEO

    Sí, ya sé que dije que no todo depende del SEO, pero en realidad, un poco sí 😀

    Muchas tiendas que nos vienen a Innovadeluxe con el problema de pocas visitas, después de hacerles un exhaustivo análisis, el 90% de esas tiendas no tienen sus productos en Internet. Es decir, tienen un negocio online, pero sus productos no tienen una configuración SEO, y por lo tanto no aparecen en los buscadores. Dicho de otro modo, no aparecen en Internet. ¿Cómo pretendes tener ventas si tus productos no aparecen en los buscadores? Está claro que el gran motivo de que no sean capaces de vender es por culpa de no realizar el SEO de la tienda online. Es algo que, nos guste o no, es tan esencial en un negocio online como tener un local físico en un comercio convencional. Simplemente sin el correcto SEO es muy difícil tener éxito en ecommerce. Y con uno bien hecho, las visitas vienen solas.


EL PROBLEMA DE TENER POCAS VISITAS

El problema de tener pocas visitas en nuestra tienda online es algo que nos preocupa a todos, de hecho, es prácticamente una obsesión dentro del mundillo, en el que todos los profesionales y comerciantes ligados al ecommerce nos pasamos el día buscando formas de atraer tráfico a nuestra tienda, y que encima éste sea de calidad.

Es por esa razón por la que creemos que debemos ampliar esta entrada de “Cómo mejorar un ecommerce con pocas visitas”, profundizando más en el tema y ampliando más la información y las estrategias a seguir para intentar reflotar (o simplemente dar vida, ya que nunca la ha tenido) a una tienda online con pocas visitas.

Bueno, en primer lugar vamos al aspecto más negro de todo esto: El dinero.

Económicamente hablando, ¿Tú ecommerce es solvente? ¿Qué beneficios obtienes mensualmente? ¿Cubres, por lo menos, los gastos mínimos fiscales, así como los derivados de tu negocio? Si, al menos la tienda te da para lo que comúnmente llamamos “pagar las facturas”, entonces sólo tenemos que centrarnos en mejorar tanto nuestra presencia como nuestra forma de comunicarnos para atraer a más público.

Sin embargo, si no es así, si tienes tan poco tráfico en tu ecommerce que no tienes manera de cubrir los gastos derivados de su actividad, entonces tu tienda online está camino del cierre y estás en la recta final de su vida como negocio. Tienes que insuflarle vida y tienes que hacerlo ya.

¿Qué hacer si tu tienda online está camino del cierre porque no cubre gastos?

Si estamos en esta situación quiere decir que nos encontramos ante la última oportunidad de tu negocio de seguir con vida, por lo que todas las decisiones que tomemos a partir de aquí van a ser totalmente cruciales en su supervivencia. Ahí van los tres primeros pasos que tienes que asumir para poder reflotar tu ecommerce.

  1. Recorta gastos

    No te queda otra que recortar los gastos que genera tu negocio, ya sean de personal, operativos o del tipo de servicio que ofreces. Antes de tomar cualquier tipo de decisión, tienes que pensar, sobre todo, en tu cliente, porque si reduces la calidad de lo que ofreces estarás perdido a largo plazo, ya que entonces sí que te despeñarás cuesta abajo y sin frenos, ya que pierdes lo poco que tenías que te daba un mínimo de ventas.

    Lo principal es que te centres en tu estructura de gastos. Esto determinará tus prioridades y según tu modelo de negocio podrás reducir unos gastos u otros. Piensa que no tiene los mismos gastos enviar productos de grandes dimensiones y pesados que artículos ligeros, pequeños y que tienen un bajo precio, por lo que quizá tengas modalidades dentro de tu negocio, que lanzaste en su día intentando captar un nuevo tipo de cliente o que pretendía ser una forma de destacar entre la competencia, que ya no puedas seguir manteniendo o que, al menos, te puedas permitir eliminar sin perder beneficios en ello.

  2. recortar gastos

  3. Diversifica y capta nuevos clientes

    Recortar gastos siempre tiene un límite, por lo que es imposible que solamente haciendo eso puedas reflotar tu ecommerce. Necesitas diversificarte y acceder a nuevos tipos de clientes. Hoy en día Internet y el marketing online son un gran aliado para desembarcar en nuevos mercados y llegar a más clientes con una baja inversión.

    Esto suena genial, pero antes de nada asegúrate de contar con un buen plan de marketing que defina qué vendes (algo que tenga demanda), a quién (características del cliente), y qué te diferencia de la competencia, es decir, planifica muy bien antes de invertir tiempo y dinero en algo que va a cambiar tu forma de trabajar.

    No caigas en el error de muchas empresas que se lanzan a invertir en Adwords, en SEO y en todo lo que encuentran sin saber qué están haciendo y sin tener una estrategia clara, lo que se traduce en inversiones en algo que no nos trae más que un puñado de ventas que no compensan los gastos ocasiones. La venta online es mucho más dura que la tradicional, porque la competencia es ilimitada y viene de todas partes, por lo que hay que tener claro en qué clase de aguas se mete uno antes de hacerlo.

  4. Gestiona el Concurso de Acreedores

    Si ya las cosas están tan mal como para llegar a esto, nuestra recomendación es que intentes gestionarlo tú mismo. Para ello lo primero es presentarlo de manera voluntaria, antes de que lo haga un acreedor, así al menos podrás seguir en la administración y evitarás mayores responsabilidades legales contra ti.

    Inmediatamente después, lo primero que tienes que hacer es normalizar la situación con los proveedores y empleados, en caso de que existan deudas o impagos, ya que tu objetivo es salir de la situación de concurso y para ello necesitas de su colaboración.

    Reduce (fija una quita) y aplaza tus deudas a través del convenio concursal con la masa acreedora y recorta los gastos que sean necesarios para cubrir esas deudas. De todas formas es conveniente que planifiques y desarrolles el concurso de acreedores con la ayuda de profesionales, porque es algo bastante gordo como para meterte por tu cuenta y riesgo.

Vale, ahora que ya hemos salvado tu negocio del cierre, vamos a centrarnos en cómo hacerlo crecer y atraer a más gente a nuestra tienda online. Si nuestro principal problema, que era mantenernos abiertos, ya ha sido cubierto, ahora tenemos que poner todos nuestros esfuerzos en hacer medrar lo que ya tenemos, limpiarle la cara, y volver a sacarlo al mundo, pero esta vez intentando tener éxito en el proceso.

Consejos para reflotar tu tienda online con pocas visitas

  1. Autocrítica

    Para poder arreglar algo primero necesitas saber qué es lo que estás haciendo mal. Tienes que dejar a un lado toda esa retahíla de excusas y argumentos que justifican todas y cada una de las cosas “regulares” en tu tienda online y centrarte en analizar todos y cada uno de los fallos para intentar corregirlos.

    Realizar un autoanálisis para saber dónde se encuentra la empresa es el punto de partida para determinar cuál es el problema y por tanto, asumir cuanto antes la realidad. De este estudio habrá que extraer conclusiones con el objetivo de tomar medidas oportunas.

    ¿Qué está fallando en el servicio? ¿Los gastos de envío son muy elevados? ¿Qué falla en el diseño actual de la tienda? ¿Cómo me estoy comunicando con mis clientes y por qué no responden a mis llamadas? ¿Mis productos interesan a mis clientes? ¿Mis precios atraen a la gente? ¿Qué posicionamiento tengo en Google? ¿Por dónde está llegando la gente a mi tienda?…

    Tienes que intentar aislarte de tu figura como comerciante y ver tu propia tienda online como si fueses un cliente que llega por primera vez, analizándolo todo como si se tratase de algo desconocido para ti. Compáralo con otras webs similares a la tuya, mira cómo lo hacen ellos y cómo lo haces tú y si eso determina parte de su éxito.

    Una vez hayas hecho esto, céntrate en realizar un balance de cosas bien hechas y cosas mal hechas, con el propósito de incrementar las primeras y mejorar las segundas.

  2. autocritica

  3. Traza la estrategia

    Tras el balance, tienes que tomar decisiones. Ahora que ya sabes qué estás haciendo mal, no te puedes lanzar a la piscina con los ojos cerrados. Tienes que concentrar tu atención en cómo mejorar tus puntos flacos siguiendo algún tipo de sistema de trabajo que garantice que eso se va a seguir haciendo de la manera correcta para siempre.

    Una buena técnica es marcar un plan a 100 días para, en una primera fase, detener la hemorragia; seguido de estabilizar la empresa y, por último, empezar a generar el valor que permita pensar en el medio y largo plazo. No puedes pretender que la cosa se arregle cambiando dos o tres formas de hacer ventas y que eso ya se quede estable para siempre.

    Tu tarea inicial será trazar un plan que, poco a poco, te permita alcanzar metas más grandes y lejanas. Si nunca has corrido no puedes empezar haciendo iron Mans, tienes que empezar poco a poco, haciendo running media hora todos los días, pues con esto lo mismo. Paciencia y constancia serán tus principales aliados.

  4. Búsqueda de liquidez

    Vale, volvemos al punto negro del asunto: el dinero. Buscar liquidez es uno de los principales objetivos en todo el proceso de reflotamiento. Nosotros lo ponemos aquí como si fuese un punto más a cumplir, pero realmente esto ya es, de por sí, toda una odisea.

    El dinero marcara toda tu estrategia, o al menos, las posibilidades para poder llevarla a cabo. Lo más obvio es acudir a una entidad bancaria a pedir un crédito, pero siempre podemos acudir a otras fuentes de financiación, ya sea con capital privado, grupos de inversores que prestan dinero a cambio de un porcentaje de la propiedad, o utilizando estrategias sociales, del estilo al crowfounding o similares.

    La idea es conseguir una liquidez mínima que te permita operar con un pequeño margen de actuación (para compensar el tiempo que tardes en reflotar), atrayendo a más público y pudiendo así remontar la gráfica de beneficios.

  5. financiacion

  6. Otra reducción de costes

    No, nos hemos equivocado y hemos vuelto a poner lo mismo otra vez, es que realmente tiene que haber una nueva fase de reducción de costes. Una vez salvada la empresa, con esa primera purga de costes, ahora tenemos que seguir optimizando nuestra manera de proceder. Ahora que ya sabemos qué es lo esencial, tenemos que buscar una nueva forma más económica de llevarlo a cabo. Es necesario incluir una evaluación de costes para intentar hacer lo mismo con menos recursos.

  7. Paciencia y esfuerzo

    Llegados a este punto del asunto, tras arduos meses de andar agobiado y con el estrés por encima de cualquier límite aceptable, uno podrá desesperarse al observar que no se crece lo esperado, pese a todo el esfuerzo. Hay que ser conscientes de que el proceso será duro y lleno de decisiones complicadas y difíciles que tendrán como finalidad salvar la empresa.

    No es algo que vaya a arreglarse de la noche a la mañana, ni siquiera de un mes para otro. Tardarás semanas, si no meses, solamente en echarle el salvavidas a tu negocio, por lo que ni te cuento lo que tardarás en remontar y darle la vuelta a tus estadísticas de tráfico y conversiones. Tienes que tomarte este proceso como si montases, de nuevo, otra empresa desde cero (no con tanto en contra, ya que ya tienes recorrido, pero casi), por lo que tienes que tener paciencia y continuar con el esfuerzo que ya vienes desempeñando.

  8. Dar ejemplo

    En caso de que tengas personal contratado, tienes que tener en cuenta que las medidas que se tomen implicarán a todos los trabajadores de la empresa. En este sentido, el empresario es el primero que tiene que poner la cara y dar ejemplo de sacrificio. Cuando las cosas van bien, y se obtienen beneficios, bien que se te llena la boca diciendo que es tu empresa y que tú la has hecho llegar hasta ahí, por lo que ahora, en las vacas flacas, te toca hacer lo propio y sacrificarte tú antes de pedírselo a nadie. Ese sacrificio tiene que ser compartido desde la cúspide hasta el último miembro de la plantilla, y nunca puede hacerse a la inversa, ya que lo único que conseguirás es dejadez y desconfianza por parte de tus empleados.

  9. Adaptabilidad

    Para sobrevivir es necesario crear una organización flexible que se adapte a las circunstancias del momento y aproveche sus recursos para buscar medidas que ayuden a resolver los problemas. Tu plan a largo plazo tiene que incluir pequeñas estrategias a corto y medio plazo que te garanticen un “meter el pie” dentro de los mercados competitivos.

    No puedes pensar como una empresa tradicional, apostando por una única forma de hacer negocio, que hagas de forma constante independiente de las circunstancias del momento (eso le funciona a grandes empresas ya consolidadas, no a una tienda online al borde la ruina como la tuya). Tienes que saber ver el tren cuando pasa y subirte a tiempo.

    Para ganar flexibilidad es necesario dedicar tiempo al análisis y la mejora, comparando e investigando sin parar las tendencias del mercado, lo que hacen tus competidores, pensando formas de mejorarlos y superarles con alguna idea parecida, pero optimizada para tus clientes. Es otro trabajo que implica constancia y dedicación, aunque es una de las mejores maneras de asegurar que el negocio esté siempre a la vanguardia.

  10. Protege el negocio base

    Sé lo que estás pensando, que es posible que, con tanto cambio y estrategia innovadora, el negocio inicial quede reducido a algo residual, que casi no tiene presencia en tu actual sistema de venas. Que se haya transformado tanto la empresa, que el origen de la misma se haya diluido en algo que no tiene nada que ver. Incluso es posible que esa modalidad ya no te resulte rentable y que, precisamente, es algo de lo que has tenido que escapar en busca de la viabilidad económica. Aún así, es importante evaluar por separado si es posible salvar el negocio ‘origen’ para aunar los esfuerzos en revivirlo y mantener la esencia de la empresa, ya que, como dijimos antes, es de lo poco que tienes para mantenerte en el candelero.

  11. El personal

    La plantilla de trabajadores supone uno de los costes fijos empresariales más significativos. Esto es así, y por duro que suene, la realidad es que si su mantenimiento implica perdidas constantes, el único fin al que va a llegar la empresa es que todos acaben en la calle. Es muy posible que existan tareas concretas, ya sea de administración o de trabajo manual, que salga más rentable subcontratar a empresas especializadas que tener una plantilla de trabajadores dedicada a eso en exclusiva.

    También es necesario cambiar la mentalidad del empresario nacional, que no concibe jornadas laborales de menos de 8 horas, ya que sería interesante estudiar algunas medidas de flexibilización como la reducción de la jornada laboral para no tener que prescindir de nadie. Esto es algo muy concreto, que implica un estudio de las tareas que realiza cada empleado y determinar cuáles son insustituibles y de cuáles podemos prescindir, o al menos, recurrir a ellos menos horas al día.

    trabajadores

  12. Alianzas

    Asúmelo. No eres un gigante. Si tu plan es competir con Amazon, ya puedes irte por la puerta, porque ni siendo una empresa grande podrías hacerlo. La única manera que tienes de sobrevivir en un mundo de gigantes (como lo es el ecommerce), es buscándote aliados que, mediante un ejercicio bilateral, os ayude a ambos a recibir más tráfico y, por tanto, generar un mayor número de conversiones.

    Buscar alianzas es una de las acciones imprescindibles para competir en un mercado global que está, cada vez más, interrelacionado e interconectado. Por este motivo, contar con una buena estrategia de colaboración con empresas partners puede ayudarnos a suavizar un mal momento, ya que ellos podrán asumir buena parte de las funciones de publicidad y funcionalidad que tú sólo no podrás alcanzar. Si eres pequeño, poco puedes hacer contra uno grande, pero si sois muchos pequeños unidos, siempre se podrá hacer tanto o más fuerza que uno grande.

  13. alianza


Y hasta aquí nuestra lista de consejos para reflotar una empresa ecommerce con pocas visitas. Como es un tema que nos interesa mucho y que sabemos que, en mayor o menor medida, a todos los negocios online nos ha pasado alguna vez, seguiremos completando esta entrada en futuras actualizaciones.

¡No olvides comentarnos tus propios experiencias y, si lo deseas, compartir tus trucos para salir adelante! Los empresarios de nueva cuña te agradecerán tus consejos desde la voz de la experiencia 🙂
Para cualquier cosa que necesites aquí estamos para ayudarte. ¡Contáctanos!. Recuerda que podemos ayudarte ofreciéndote soporte para tu tienda online, también podemos ayudarte a mejorar el rendimiento con un hosting de calidad o incluso podemos ayudarte a mejorar tus gestiones de empresa con nuestros software de gestión ERP o nuestro terminal punto de venta TPV. Podemos ayudarte de diferentes formas para que tu negocio online no caiga nunca en todos estos problemas que hemos estado comentando en el artículo. Quedamos a tu disposición.

Cómo reflotar un negocio ecommerce con pocas visitas
5 (100%) 5 votos

Sobre Héctor

Joven pero con gran formación en Ecommerce, Marketing online y Diseño Web. Community manager para la comunicación de Innovadeluxe y varias empresas clientes de agencia. Gran conocedor del sector del e-commerce, el marketing tanto online como offline y sobre todo de las redes sociales con varios años de experiencia en comunicación en estos sectores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos Cookies propias y de terceros para recopilar información para mejorar nuestros servicios y para análisis de tus hábitos de navegación. Si continuas navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. Puedes configurar tu navegador para impedir su instalación.