Tuneando tu ecommerce: 7 pasos a seguir para aumentar ventas

Si ya tienes un ecommerce, y llevas tiempo con él, ya debes de saber que existen 1001 razones que echan para atrás a un cliente a la hora de comprar. No es que el cliente digital sea más desconfiado (que también), si no, más bien, que es muy fácil saber el alcance del éxito o fracaso de tu ecommerce.  Seguramente si pudiésemos contabilizar el número de personas que se paran a ver el escaparate de una tienda física y, finalmente, ni compran nada y, la mayoría veces, ni siquiera entran, tendríamos datos parecidos a los que te ofrece tu panel de estadísticas en tu tienda online. Es lo bueno de los datos estadísticos: no podemos autoengañarnos de nuestro triunfo, pero podemos reaccionar rapidamente ante nuestro fracaso.

En esta entrada procuraremos no entrar en los consejos prácticos habituales (ten muchos métodos de pago, un modulo de chat en directo para tratar con tus clientes, habilitar comentarios, pagar los gastos de envío…) sino que nos centraremos en 7 pasos a seguir, muy concretos y muy sencillos de incluir en nuestros protocolos de acción diarios, que nos permitan trazar un camino más estable sobre el que continuar nuestro actividad comercial.

  1. Optimiza la página de producto con un enfoque landing.

¿Qué significa esto? Pues que tenemos que convertir las fichas de nuestros productos en “páginas de aterrizaje”. Es decir, páginas especialmente diseñadas para que el usuario convierta al venir desde otro lugar. No sirve con una página de catálogo donde hay una ficha técnica del producto. Tiene que ser algo que entre por los ojos.

No des por hecho que tu cliente llega al producto navegando por tu web y por tanto con información previa, ya que muchas veces lo hará directamente desde un buscador, o desde un enlace publicitario. Tampoco confíes en la memoria del usuario: la información que realmente cuenta es la que puede ver en el punto donde convierte, y no en páginas de tu web que ha visto antes o que verá después.

Esto implica conocer cómo actúan tus clientes y cuál es la mejor manera de llegar a ellos. Para ello tendrás que servirte de tus estadísticas de conversión y decidir que partes es mejor tocar, dejar como están, o eliminar.

2. Carga rápido 

Si tu página no carga en menos de 4 segundos ya puedes ser el amo en marketing y estrategias de usuario que, aún así,  vas a perder más del 70% de tus clientes.

El motor de tu ecommerce es, basicamente, lo más importante a nivel técnico dentro de tu tienda online. Si tu tienda no carga rápido da igual todo lo que inviertas en diseño, marketing o SEO, simplemente la mayoría de tus usuarios se irán antes de que cargue la página y, por tanto, antes de que tengas oportunidad de convencerles de cualquier cosa.

Necesitas tener un buen servidor, que responda a tus necesidades y que no se cuelgue cada vez que hay un poco de tráfico masivo (por ejemplo, tras publicar una campaña en adwords. Te gastas un dinero en publicidad de pago para que, cuando todo ese público vaya a tu web, el hosting no responda y pierdas la mitad de ellos).

¿No sabes cuál necesitas? Contacta con nosotros y te ayudaremos.

3. Ni pidas datos de más

Si hay algo que moleste a todos por igual es tener que rellenar formularios de datos personales. Es algo que a nadie le gusta. Un proceso necesario, pero molesto, que todos intentamos cumplimentar lo antes posible. Si a ti, como usuario, te molesta que te acribillen a datos innecesario, ¿Por qué lo haces como comerciante?

Un campo de datos de más puede implicar varias decenas de clientes menos. A la gente no es solo que no le guste rellenar datos sino que, además, cuando considera innecesario hacerlo, se lo toma como algo ofensivo (“¿Para qué quiere esta gente estos datos? Seguro que para venderlos luego y hacernos campañas de spam”) La norma para nosotros es: No pidas a tu cliente ni un solo dato que no sea absolutamente imprescindible. ¿Para qué quieres su DNI? ¿O un segundo teléfono de contacto? ¿Por qué vas a obligarle a rellenar dos veces la dirección si la de entrega y la de facturación son la misma?

¿Tienes los datos básicos de contacto? ¿Las direcciones postales que necesitas? ¿Te ha pagado? Pues ya está. El resto es literatura muy molesta.

4. Usa las herramientas que ya existen

Marketing de contenidos con un blog, interacción con tus seguidores en las redes sociales, campañas de pago en social media y adwords, optimizar el SEO de toda la tienda, practicar marketing de afiliación con plataformas del sector, desarrollar estrategias con colaboradores externos y empresas que complementen nuestros servicios…

Es difícil aconsejar una cosa concreta, o varias, o todas, de las que aparecen en esta lista, pues cada negocio tiene sus propias necesidades. Lo que está claro es que no tienes excusa para decir que no tienes un buen número de ases en la manga para aumentar tus ventas. Investiga y piensa cómo podrías utilizar este tipo de herramientas en tu ecommerce, y, sobre todo, fórmate en cómo usarlas.

5. Que las usabilidad guíe tu diseño

¿Qué quiere decir que tu web sea usable? Pues que los usuarios encuentran facilmente y casi a golpe de vista todo lo que necesitan. El diseño está orientado a que el cliente tenga fácil y sencillo navegar por la tienda y encontrar lo que busca. Las llamadas de acción no son gritos estridentes dentro del diseño, sino que están ingresadas. La ficha de producto tiene toda la info clave que necesita el comprador y el aspecto visual que le genere confianza y seguridad. La usabilidad es una cuestión de investigación y de conocer tanto a tu cliente como tu propio ecommerce.

6. Proceso de pago sencillo

Tu te pasas una semana haciendo diseñando todo el proceso de pago, poniendo todas las condiciones, asegurando todos los pagos, poniendo mensajitos de “gracias” por doquier…y de repente tus usuarios que ya estaban pagando se largan antes de finalizar el proceso. ¿Por qué?

Porque les aburre todo el proceso. No obligues a tus clientes a pasar por una serie de “etapas” para terminar el proceso. En cada una de ellas, corres el riesgo de perderlos. Muchos emprendedores, con el afán de prevenir incidencias, añaden al proceso validaciones, avisos, preguntas incómodas y otros elementos que espantan clientes.

¿Nuestro consejo? Pide toda la información en una sola página y haz que el siguiente clic vaya directo a la pasarela de pago.

7. Optimiza tu ecommerce para máquinas y para personas

Todos conocemos la importancia del SEO y el posicionamiento en buscadores. De hecho, todos hemos tenido que ir adaptando nuestras webs al protocolo de Google y demás para “ganar puntos” y subir en el ranking de resultados. Pero, muchas veces, pese a seguir todos los consejos, guías y prácticas que hay, no somos capaces de subir nuestro posicionamiento ¿Por qué?

Porque nos olvidamos de las personas. ¿De qué nos sirve estar en la primera página de resultados si nuestro enlace no seduce al usuario y le anima a visitarnos? Recuerda: el título es para los buscadores, pero la descripción, es para los usuarios. 

 

¿Te ha gustado esta entrada? ¿Crees que te será de ayuda? ¿Tienes dudas? ¿Críticas? ¿Sobornos? Contacta con nosotros ¡Somos gente a la que le encanta hablar!

 

Fuente: www.socialmediaycontenidos.com

Tuneando tu ecommerce: 7 pasos a seguir para aumentar ventas
5 (100%) 3 votos

Sobre Héctor

Joven pero con gran formación en Ecommerce, Marketing online y Diseño Web. Community manager para la comunicación de Innovadeluxe y varias empresas clientes de agencia. Gran conocedor del sector del e-commerce, el marketing tanto online como offline y sobre todo de las redes sociales con varios años de experiencia en comunicación en estos sectores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos Cookies propias y de terceros para recopilar información para mejorar nuestros servicios y para análisis de tus hábitos de navegación. Si continuas navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. Puedes configurar tu navegador para impedir su instalación.