Psicología del color y como usarla en tu tienda online

EL COLOR

Cuando hablamos de crear una marca la mayoría de la gente entiende que es un sinónimo de “hacer un logo”, pero realmente, es mucho más que eso. Crear una marca consiste en desarrollar la concepción visual de una empresa, con todo lo que ello conlleva, que viene a ser lo mismo que decir que pretendemos darle una personalidad concreta a nuestro negocio. Muchísimos negocios, sobre todo en el terreno online, no prestan la suficiente atención a este proceso y se quedan en “hacer un logo” y luego el resto de su imagen no va en consonancia con ello, dejando temas predefinidos y muy usados, utilizando estilos e imágenes heterogéneos y muy diferentes entre sí, o tienen la página web sin colores definidos, mezclando muchos de una forma aparentemente aleatoria y sin que formen un sentido entre sí.

De ese aspecto visual en concreto es de lo que pretendemos hablar hoy: El color.

Forma una parte de nuestra psicología de una forma mucho más profunda de lo que podemos llegar a imaginar. Nos influye de diversas maneras, pero muy dependientes de nuestro estado de ánimo, nuestra personalidad o, simplemente, nuestras preferencias estéticas. La psicología de los colores es la rama que estudia su influencia en los humanos (y de lo que los que nos dedicamos al marketing intentamos aprovechar para vender más y mejor). Es un hecho que los colores son una forma de comunicar. Todos tendemos a asociar los colores con emociones, conceptos, acciones, y cualidades.
colores
A estás alturas, sé que más de un lector se mostrará escéptico, pensando que este es el típico artículo que intenta hacer notorio e importante algo que, realmente, no lo es. Que tú tienes tu tienda online con los colores que a ti te gustan (Si tienes un coche beis ¿Por qué no vas a tener una tienda online beis?), o simplemente tienes los que tu diseñador puso, y tú te fías de él porque para algo le has pagado. Si esa es tu manera de pensar, ya te digo de antemano que puede que estés perdiendo una gran oportunidad para transmitir la personalidad de tu marca a tus potenciales clientes y dar forma a su experiencia en tu tienda. No estamos hablando de “magia”, en la que de repente vas a poner tu tienda de unos colores concretos y las ventas van a crecer como la espuma. De lo que estamos hablando aquí es de afrontar con profesionalidad y conocimiento la construcción de una marca, de un negocio, con el que pretendes ganarte la vida. Y eso, amigo vendedor, es algo que nunca (pero nunca) sobra.

Partiendo de esta base, vamos a intentar poner los puntos sobre las íes, comenzando con los primeros pasos que debes seguir a la hora de decidir qué colores son los más apropiados para tu negocio.

  1. Psicologeando

    Antes de que te pongas como loco a leer 1001 blogs diferentes, donde en cada uno ponen interpretaciones de lo más variopintos y heterogéneas sobre toda la gama cromática de 64B, vamos a ir a los clásico. A las interpretaciones habituales de los colores básicos según la Psicología del color. Es un esquema muy básico, ya que las sociedades evolucionan, las modas se imponen y mueren, y lo que para una persona de una generación significa una cosa, para otra de otra, significa una diferente. Aún así, es bueno tener una una primera base sobre la que partir. A continuación, según los parámetros clásicos de la Psicología del color, estas son algunas interpretaciones de los colores más utilizados:

      • Rojo: La atención, acción, emoción, ira, amor, vida, sangre.

        Rojos

      • Amarillo: Aventura, felicidad, competencia, entusiasmo, sofisticación, creatividad, juventud.

        Amarillos

      • Verde: Balance, buen gusto, envidia, salud, dinero, armonía, ecológico, orgánico, natural, innovador.

        verde

      • Azul: Honestidad, calidad, masculinidad, frialdad, lealtad, confianza, profesionalidad, aséptico.
        azul
      • Rosa: El amor, compasión, sofisticación, sinceridad, mansedumbre.
        Rosados
      • Violeta y púrpura: Autoridad, realeza, respeto, misterio.
        Púrpuras
      • Marrón: Amabilidad, robustez, tristeza, comodidad, suciedad.
        Marrones
      • Negro: Pena, sofisticación, lujo, seriedad, inteligente.
        negros
      • Blanco: Simplicidad, orden, inocencia, pureza, limpieza, neutralidad.
        Blanco
      • Gris y plata: La atemporalidad, practicidad, neutralidad, elegancia y contemporaneidad.
        grises
      • Dorado: Elegancia y sofisticación, en tipografías de este color sobre fondos negros son muy adecuados para proyectos donde se debe incluir el lujo, la elegancia o la influencia social.
        Dorados

    Son términos genéricos que pueden ayudarnos a centrarnos, tanto en lo que queremos comunicar, como la manera de hacerlo.

  2. Utiliza lo aprendido

    Ahora que ya sabes lo básico sobre interpretaciones del color, es hora de que comiences a fijarte cómo emplean el color algunas marcas para comunicar, y como ese mensaje se refuerza a través del color. Algunos colores apelan a ciertos mercados, y que la sociedad ha asumido como realidades visuales. Esto se traduce en que algunos colores serán más apropiados para productos de lujo mientras que otros lo serán para productos de cosmética o de gadgets tecnológicos. Por ejemplo, si tienes un catálogo de productos de lujo, y lo que buscas es un tipo de clientela que se lo pueda permitir, lo más conveniente es que intentes ofrecer una imagen lo más “premium” posible. ¿Cómo hacerlo? Con una fuerte y sencilla paleta de negro (caro y sofisticado), gris (refinado) y blanco (limpio). Esta asociación de colores es apropiada para los clientes a los que quieres dirigirte. Tienes que darles los colores que ya están acostumbrados a asociar con ese tipo de productos de lujo.

    Y no, aparentemente tirar de topicazos no sirve muy bien para vender a las mujeres, aunque el rosa sigue asociándose y utilizándose masivamente en tiendas online de productos de índole femenino, no es conveniente que te lesiones con ese color. Solo hay que echar un vistazo a páginas de marcas populares. Están llenas de sombras, blancos, verdes y unas composiciones que hablan perfectamente a su mercado objetivo de mujeres interesadas en productos de belleza y lencería. Algunas aún lo utilizan, pero ojo, lo hacen de forma sosegada, muy diluido en blancos, y no como color que destaca. En serio, ser percibe, incluso, como algo infantil si tu objetivo es llegar a mujeres.

    Si tu público es el infantil y pre-adolescente, tendrás que optar por colores más vivos y estridentes, que llamen mucho la atención. Sin embargo, tienes que tener cuidado, porque si tu público es “teen” (adolescente), tu paleta tendrá que girar entorno a negros, con rojos y blancos que destaquen de forma llamativa y donde las fotografías tengan un protagonismo muy importante. Es uno de los públicos más complicados.

    Otros colores principales dentro de su aplicación ecommerce:

    • Blanco: Asociado a la pureza, a la seguridad, transparencia y seguridad. Junto con el negro, el color más versátil. Dadas sus características, se suele usar en todo tipo de páginas, especialmente, en los fondos.

    • Rojo: Pasión, amor y energía. Es el color más eficaz para llamar la atención del usuario. Recomendado también para webs juveniles y de deporte. No hay que abusar de él porque demasiada emoción puede tener un efecto negativo. Es ideal para destacar cosas concretos.

    • rojo amor pasion

    • Azul: Desprende confianza y calidad y proporciona frescura y seguridad. El azul suele usarse en grandes empresas, webs de servicios financieros, políticos y servicios públicos. Demasiado azul puede dar un aspecto de frialdad a una web y restar atractivo.

    • Amarillo: Cercano a conceptos como la felicidad, la alegría, el optimismo y la energía. Es ideal para sitios que quieran demostrar inteligencia y autoridad y también para sitios webs infantiles. El amarillo con matices más oscuros puede sugerir también antigüedad por lo que también es aconsejable para webs de aventuras o arqueología. Demasiado amarillo puede resultar cansado para la vista.

    • Verde: El color de la naturaleza, de la paz, de la salud y del bienestar. Es el tono que mejor procesa el ojo humano. Se aconseja utilizarlo para crear entornos que transmitan tranquilidad y sosiego. Habitual en webs de ciencia, naturaleza, farmacias, medicina, productos ecológicos y turismo.

    • naturaleza

    • Naranja: Emite un mensaje de sofisticación, atención, emoción diversión. Es un color más equilibrado que el rojo pero que también atrapa la atención, por ello se recomienda su uso para los call to actions de los e-commerce Al igual que ocurre con el rojo, abusar de él puede resultar cargante.

    Está claro que no te vas a poner a estudiar todas las aplicaciones de los diferentes colores, pero sí que puedes fijarte en los esquemas de colores de las tiendas online que visites. Y después, piensa en lo que te transmiten esas experiencias y qué es lo que tú estás creando en tu propio sitio. Toma nota y comparado con cómo has utilizado tú los colores, cómo los has combinado entre sí y si te transmiten lo mismos que esos sitios que has visitado. ¿Son enérgicos, suaves o neutros? ¿Tus colores “luchan” entre ellos o envían mensajes complementarios? ¿Lo estás haciendo bien o estás dando la imagen del equivalente digital de un puesto de mercadillo?

  3. Background

    Vamos a empezar por lo más sencillo (pero que, a la vez, determinará en buena parte el resto de la elección de colores): El color de fondo. Generalmente, los blancos y los grises claros son los colores de fondo más utilizados, y tiene mucha lógica (por “sosos” que le parezcan al diseñador creativo de turno), ya que producen contraste con la mayoría de los colores sin distraer al visitante. Encima permiten mucho juego de sombras ligeras y con poca opacidad, que le dan relieve a las composiciones.

    Sin embargo, si tienes un contenido visual basado en fotografías, textos grandes y utilizas otros colores brillantes, los fondos oscuros buen funcionar muy bien.

  4. La regla del 3.

    Dentro del diseño digital existe una norma bastante asentada y de, casi, obligado cumplimiento: Mantén tu sitio web limpio y simple no utilizando más de tres colores principales. Esa gama cromática debe definirte tanto como empresa como comunicador, y una paleta de uñas de tres colores sólo genera dispersión y, por tanto, confusión. Lo correcto es utilizar tres colores principales, y ni uno más.

    Bueno, que tampoco hay que se un nazi del color, sí que puedes utilizar algunas sombras y opacidad es diferentes de estos colores principales para acentuar el aspecto visual del diseño, pero por lo general, menos es más. Y más en la época de auge del flat design en la que vivimos.

  5. El Efecto Aislamiento

    Este principio es ampliamente utilizado en ecommerce, aunque realmente la mayoría de los que lo usan no sabe que tiene una base empírica. El efecto Von Restorff, que es como se conoce al “efecto de aislamiento” en el mundo academicismo, indica que un objeto (en este caso un color) que destaca se recuerda más fácilmente. Por ejemplo, si alguien ojea una lista de palabras impresas en negro y una palabra destacada en rojo con toda probabilidad recordará mejor la palabra en rojo que las impresas en negro.

    Esto tiene aplicaciones comerciales, especialmente en el diseño, que puedes utilizar para tu beneficio teniendo un color que sea el color de aislamiento de tu tienda para inducir a la acción (call-to-action), añadir al carrito, dar permisos (opt-in) y otros enlaces. Utiliza ese color solo en aquellos sitios que quieres destacar. Esto no quiere decir que te pongas a poner colorines de toda clase para intentar llamar la atención del usuario en todas partes, lo que tienes que hacer es utilizarlo de una forma coherente y atractiva para la usabilidad del sitio. Utilízalo exclusivamente en aquellas áreas que quieras destacar (el botón de añadir al carrito, el precio, la zona de suscripción…), y emplea el mismo color, con la misma gama de contraste que has hecho la primera vez. No te pongas a usar colorines diferentes en las secciones de la tienda porque si no se pierde el efecto y se “ensucia” el diseño.

  6. Multicanal

    La tienda online no lo es todo. Tu ecommerce va mucho más allá, ya sea a través de las redes sociales, los newsletters o, incluso, una tienda física que atiende al público. Crear una marca no consiste simplemente en poner tu logo en todas partes y ya está. Como para que quede claro que es todo lo mismo. Tiene que haber una imagen común en todas las partes donde el negocio esté presente. Sitios como Twitter, Facebook y Google+ ofrecen un amplio espacio a los usuarios para crear imagines de portada muy vistosas, e incluso, en algunas, se permite optar a diferentes gamas cromáticas que se adecuen más a nuestros colores de marca (así menús u otras zonas no editables por nosotros se verían en gamas más parecidas a lo que nuestros clientes estás acostumbrados). Lamentablemente no es todas es así, sin embargo, podemos utilizar esos espacios de header para reforzar nuestra imagen a través del uso estratégico del color. Lo mismo para la comunicación en banners, en la newsletter, o en la publicidad impresa que puedas llegar a hacer. La consistencia lo es todo.


 


 

Como argumento final de las aplicaciones del color, podemos concluir que forma parte esencial de nuestro negocio, más allá de la pura ornamentación artística. Los colores definen tu marca, ayudan a destacar o aceptar unas cosas por encima de otras, consiguen transmitir sensaciones y emociones, ayudan a que el mensaje que quieras lanzar esté más consistente, además de comunicar una forma de entender el negocio. Todo esto contribuye a que tu marca sea mucho más susceptible de recordarse. Recuerda que tu marca no es solamente el logo, si no que toda la composición estética forma parte de la imagen que tus clientes perciben de ti. De nada sirve un buen logotipo si luego tu tienda es un conglomerado de colores que se “pisan” los unos a los otros. Como decíamos en el último punto, es necesario llevar a todas partes ese protocolo de color, y que quede claro que esos colores son los que representen tu marca. Desde tu tienda online, pasando por redes sociales y newsletters, hasta llegar al apartado físico con todo lo que eso conlleva: packaging, tarjetas, Flyers…todo.Podemos centrarnos en tres claves: Mesura, cabeza y buen criterio. Mesura a la hora de utilizar los colores, no más de 3, cabeza a la hora de escogerlos (No es recomendable utilizar, por ejemplo, tres tonos de verdes para usar en la misma web, sin embargo, tampoco lo es utilizar colores diametralmente opuestos que, estéticamente, no sean atractivos cuando se combinan entre sí. Y el buen gusto recae en la utilización de dichos colores, ya que tenemos que tener en cuenta que necesitamos “aire” entre los colores, para que “respiren” y no se pisen unos a otros. Dejar espacios en blanco no es dejar de utilizar el color, es usarlo de forma inteligente.

¿Quieres saber más sobre el uso del color en tu ecommerce? ¿Se te ocurre algo que nos hayamos dejado en el tintero? ¿Quieres contarnos tu experiencia? Pues suscríbete a nuestro blog y estate al tanto de todas las novedades que vamos publicando. No olvides que también puedes encontrarnos en redes sociales y, por supuesto, en nuestro contacta.

¡Saludos y buen ecommerce!

Psicología del color y como usarla en tu tienda online
5 (100%) 2 votos

Sobre Héctor

Joven pero con gran formación en Ecommerce, Marketing online y Diseño Web. Community manager para la comunicación de Innovadeluxe y varias empresas clientes de agencia. Gran conocedor del sector del e-commerce, el marketing tanto online como offline y sobre todo de las redes sociales con varios años de experiencia en comunicación en estos sectores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos Cookies propias y de terceros para recopilar información para mejorar nuestros servicios y para análisis de tus hábitos de navegación. Si continuas navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. Puedes configurar tu navegador para impedir su instalación.