Cómo mejorar los envíos de tu ecommerce

Consideraciones iniciales sobre los envíos para e-commerce

Los envíos son una de las partes más importantes de cualquier ecommerce, de hecho, desde un punto de vista personal, los paquetes son el único contacto físico que tiene el cliente con nuestro negocio. Es el resultado final de toda nuestra relación comercial y, a su vez, nuestra principal tarjeta de presentación. El packaging en este mundillo nació por la necesidad de proteger  el pedido que realizó el cliente. Sin embargo, a medida que ha ido evolucionando el mundo de las compras online, los hábitos de consumo también han cambiado,  por eso la experiencia de compra ha tenido que traspasar la pantalla para poder llegar aún más cerca del usuario.

En este blog ya hemos dedicado alguna entrada al tema, porque vemos que realmente hay una escasez de contenidos en torno a esto. En un primer momento te dimos estos consejos sobre cómo embalar correctamente, porque, precisamente, lo más importante de todo es que el paquete vaya lo suficientemente seguro para que llegue en las óptimas condiciones.  Es importante escoger elementos de calidad y, especialmente, que sean los adecuados para el tipo de producto que pretendemos enviar.

Otro de los temas de los que ya hemos hablado, relacionados directamente con los paquetes, es el “marketing de envíos“. Hicimos un post hace tiempo donde enumerábamos y detallábamos una serie de estrategias de marketing a la hora de mandar pedidos. Tales como cupones descuento, mercancía gratuita dentro del pedido, detalles sorpresa, cross selling, notas escritas a mano…

Pues bien, esta entrada la vamos a dedicar de nuevo al tema, pero, en esta ocasión, en vez de centrarnos en una cosa concreta, como el embalaje o el marketing que puedes hacer en un envío, vamos a hablar, en tono genérico, de lo que preocupa realmente a los comerciantes: Cómo mejorar los envíos de tu ecommerce. 

Envíos e-commerce, lo más importante a tener en cuenta

Negociar tarifas

Bueno, este es el punto principal y la primera cosa que hay que hacer. Acudir a tu operador de logística y pedirle una revisión de precios, tras haber hecho una comparativa con otras empresas de transporte. Es fundamental que te familiarices con el historial de tus envíos. Tienes que identificar las tarifas que aparecen con mayor frecuencia y céntrarte en negociar esas áreas.  No tengas reparo en discutir un precio mejor por tus envíos, ya que si tienes un buen número de ellos de manera regular, serán ellos los primeros interesados en tenerte como cliente (les das mucho trabajo). Comentarles presupuestos mejores dados por otras compañías suele ser un buen gancho para conseguir que negocien de nuevo las tarifas. No tengas miedo de ser agresivo y regatear porcentajes mejores (tampoco te pases apretando, porque luego se pondrán a la defensiva, pero tampoco te quedes corto si hueles que pueden bajar más) Recuerda: No te están haciendo un favor, te están ofreciendo un servicio. Si no cumple tus expectativas o genera clientes descontentos, no dudes en cambiar de compañía. Ni tú les debes nada a ellos ni ellos a ti. Los envíos son parte de tu negocio, aunque no te encargues tú mismo de ellos, por eso es importante que tengas una empresa a la altura de las expectativas que generas con tu tienda online.

Elementos que tienes que incluir en cada envío (sí o sí)

La caja, ya sea de un material u otro, lo más importante es que sea resistente y, a ser posible, atractiva hasta el punto de tener algún tipo de personalización con tu ecommerce (el logo, los colores, unos dibujos…depende de lo que te quieras gastar). El relleno de la caja: Da igual lo que vendas, todos los productos tienen que ir protegidos y a salvo con algún tipo de material que mantenga la integridad. EL plástico de burbujas es demodé, y además, no es atractivo a la vista. Otros tipos de relleno más llamativos pueden ser el cartón arrugado o cortado en tiras, así como los “manguitos” de aire, aunque son muy voluminosos. La etiqueta: Esto es lo que identifica a tu negocio en primera instancia, así que es importante. Si utilizas papel de seda como envoltorio del producto, puedes utilizar una pegatina con el logo de tu marca para sellarlo, o también puedes imprimir la etiqueta de tu marca en la misma caja del paquete, a modo de remitente. Tarjeta de visita/flyers: Aquí tienes una oportunidad para meter un poco de publicidad, así como un modo de contacto “clásico”. Una manera de presentarte al cliente, e incluso ofrecerle algún tipo de promoción o descuento, aprovechando el envío. El recibo/factura: Muchas empresas no envían la factura con el pedido, simplemente se limitan a hacerlo de forma online, y eso es un error. Imprime tus facturas y envíalas conjuntamente (los autónomos y empresas te lo agradecerán), piensa además en cómo las entregan los restaurantes, dentro de sus cajitas y demás, ¿Por qué no hacer algo parecido extrapolado a tu negocio? Nota escrita a mano: Ya lo dijimos cuando hablamos de marketing de envíos, pero lo recalcamos: En un mundo digital, donde todo es automatizado e impersonal, una nota escrita a mano agradecíéndonos personalmente el pedido y deseando que nos guste marca mucho la diferencia en la percepción que el cliente pueda tener de nuestra tienda. El regalo: Al igual que ocurre con la nota, un pequeño regalo de merchandising o unos simples caramelos ponen una sonrisa en la cara del cliente. La muestra. Basándote en el perfil de tu cliente puedes considerar incluir una muestra de un nuevo producto haciendo un poquito de cross-selling.

Informar al cliente en todo momento

 

Transparencia y control; que se te graben a fuego esas dos palabras para gestionar tus envíos. Debe existir una comunicación constante con el cliente, que le permita conocer el estado de su pedido en cualquier instante. Los humanos somos super desconfiados, impacientes y quejicas, por lo que la comunicación entre las dos partes permitirá que se cree un mayor de grado de confianza por parte del usuario, y estas paranoias propias de la especie se apaciguarán un poco. Además hay que tener en cuenta los impuestos y costes que implica el envío a otro país o a una zona geográfica complicada (por ejemplo, Canarias), así que muéstralo en todo momento para que el usuario tenga una idea clara del precio total.


Como ves, el tema de los envíos tiene mucha ciencia. Hay muchas posibilidades de hacer cosas que refuercen la imagen y ofrezcan un valor añadido de tu tienda online y, sobre todo, que generen una confianza en el cliente que complete y cierre la experiencia por completo. Muchas veces estas cosas son las que luego generan críticas positivas (sobre todo si el cliente viene rebotado de una mala experiencia con otra tienda) y una fidelización por parte de tus usuarios. Ten muy presente que el cliente interpreta los envíos como parte de la experiencia de compra, por eso nunca te valdrá el tema de echar balones fuera con que los envíos los gestiona una empresa de transportes.

Iremos elaborando más entradas sobre el tema, pero dejamos abierto nuestro tablón de comentarios, tanto en el blog como en redes sociales para que nos comentes tus impresiones sobre el tema y si se te ocurre alguna idea más sobre cómo mejorar los envíos. Para todo lo demás, como siempre, puedes encontrarnos en nuestro formulario de contacto.

Cómo mejorar los envíos de tu ecommerce
5 (100%) 10 votos

Sobre Héctor

Joven pero con gran formación en Ecommerce, Marketing online y Diseño Web. Community manager para la comunicación de Innovadeluxe y varias empresas clientes de agencia. Gran conocedor del sector del e-commerce, el marketing tanto online como offline y sobre todo de las redes sociales con varios años de experiencia en comunicación en estos sectores.

Utilizamos Cookies propias y de terceros para recopilar información para mejorar nuestros servicios y para análisis de tus hábitos de navegación. Si continuas navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. Puedes configurar tu navegador para impedir su instalación.