Las emociones en el ecommerce

LAS EMOCIONES

El marketing emocional es aquel que va a dirigido a las emociones del público objetivo. A hacerles reflexionar, concienciarse, motivarse, etc. y lógicamente, con un objetivo final de llevar a la acción. En nuestro caso, el del ecommerce, a realizar una compra o una suscripción (suele ser lo más común). Pero, antes de ponernos en práctica con este tipo de marketing, debemos conocer las cinco emociones principales dentro del ecommerce.

  1. Pereza

    Es el motor de la compra online. La pereza a desplazarse hasta un punto de venta, a relacionarse con vendedores y a interactuar con el producto, es sin duda la emoción que introduce al usuario en el mundo del ecommerce. Esta emoción viene siempre acompañada por la comodidad que supone comprar a un clic desde un ordenador o dispositivo móvil. Si bien es una sensación clave para impulsar las compras, es también la más exigente.  El usuario no se complica y no pierde el tiempo en páginas poco usables, con catálogos mal organizados o problemas en el proceso de pago.

  2. La pereza impulsa el ecommerce

    La pereza es el principal motor del ecommerce

  3. Recelo

    Esta emoción se da, principalmente, en las compras primerizas. Cuando un usuario aún no está habituado a la compra online, o que no conoce de nada una tienda online a la que acude por primera vez. La regla de oro en internet: “si todo el mundo compra aquí, es porque es bueno”. La desconfianza sobre la seguridad de un site casi siempre va más enfocada a la calidad del producto que al riesgo financiero en sí. La duda es una de las pocas emociones del ecommerce que se reduce con el tiempo, a medida que el usuario se habitúa a las transacciones online. Las garantías de seguridad en la página y una estrategia de comunicación que consiga convertir a otros clientes en prescriptores, son dos herramientas clave para reducir el recelo de los nuevos usuarios.

  4. EL recelo es una de las emociones que más nos afectan como ecommerce

    El recelo es parte natural de una compra online (sobre todo al principio)

  5. Ansia

    El ansia aparece cuando un cliente percibe que está ante una oferta limitada (en stock o en tiempo) o ante un producto exclusivo que desaparece rapidamente de todos los ecommerce similares. El miedo a dejar pasar la oportunidad de comprar algo rebajado es a veces insoportable. La posibilidad de desaprovechar un chollo se traduce en una ansiedad que acompaña al usuario durante mucho más tiempo que cuando encuentra la oferta en el mundo físico. Esta emoción es muy variable y está muy ligada al producto, no al comercio ni al tipo de usuario.

  6. Incrementar el ansia es una buena manera de mejorar tus ventas

    El ansia es parte del proceso de compra, especialmente en las impulsivas

  7. Ilusión

    Desde siempre hemos asociado el recibir un paquete al concepto de regalo. El momento de llegar al buzón o a casa y ver un paquete envuelto, aviva nuestro entusiasmo por la compra realizada. Este estado emocional es de los más potentes del proceso de compra y el principal incentivo para volver a comprar. Si el producto responde a las expectativas, el usuario se fidelizará rápidamente. Si por el contrario se desilusiona con lo que recibe, el cliente pasa de golpe de un estado de felicidad a uno de abatimiento y la percepción general de la compra es negativa. En este punto, los sistemas y las facilidades de devolución son determinantes para recuperar al usuario.

    La ilusión es muy importante en la recogida del pedido. Cuídala

    La ilusión al recibir el pedido es equiparable a la de un niño al abrir un regalo

    5- Adicción:

    Puede que parezca un comportamiento compulsivo por parte de un cliente, pero, de hecho, eso no es asunto nuestro, salvo en el hecho de que nos beneficia directamente. La necesidad de consultar las nuevas promociones, los nuevos productos, las ofertas más recientes… es una emoción que mantiene al cliente “enganchado” a la tienda online. Algunos ecommerce han conseguido colocar la visita a su página entre los hábitos diarios de un usuario, como quien consulta un blog o un diario. Para alcanzar esta emoción, la comunicación cliente basada en la expectación es muy importante y las herramientas de mailing y notificación son muy útiles para potenciar las compras desde la rutina.

    La adicción la provoca la experiencia en las compras por internet

    La obsesión por ofertas y nuevos productos desencadena en adicción


    Como ves, las emociones forman parte del proceso de compra de cualquier producto online, y, por tanto, son algo muy importante a tener en cuenta a la hora de elaborar tanto la estrategia de tu ecommerce, como el diseño de la tienda en si.

    En la próxima entrada profundizaremos en el concepto de marketing emocional y te enseñaremos cómo aplicarlo a tu tienda online. ¡No te la pierdas!

    Para cualquier otra cosa, aquí estamos. 

Fuente: Puromarketing

Las emociones en el ecommerce
5 (100%) 12 votos

Sobre Héctor

Joven pero con gran formación en Ecommerce, Marketing online y Diseño Web. Community manager para la comunicación de Innovadeluxe y varias empresas clientes de agencia. Gran conocedor del sector del e-commerce, el marketing tanto online como offline y sobre todo de las redes sociales con varios años de experiencia en comunicación en estos sectores.

Un comentario sobre “Las emociones en el ecommerce

  1. Pingback: El marketing emocional en tu ecommerce

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos Cookies propias y de terceros para recopilar información para mejorar nuestros servicios y para análisis de tus hábitos de navegación. Si continuas navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. Puedes configurar tu navegador para impedir su instalación.