Cómo migrar un ecommerce y no cagarla en el intento

Es algo inevitable. Más tarde o más temprano, necesitaremos migrar nuestro ecommerce a una nueva plantilla de diseño, a una nueva versión del sistema, a un nuevo hosting o, incluso,  de un sistema de ecommerce a otro. Y este es un proceso MUY delicado.

Si el ecommerce fuese medicina, este proceso podría compararse a un transplante de corazón. Hay muchísimas cosas que pueden salir mal y hacer que muera todo irremediablemente, pero, si se mantiene la calma, la metodología, y se saben hacer las cosas, todo irá como la seda y, al finalizar, el paciente (nuestra tienda) podrá volver a correrse maratones.

Por supuesto, al igual que no le recomendaríamos a nadie que se operase a si mismo su propio corazón sin saber nada de medicina, tampoco podemos recomendar que te pongas a hacer una migración si no tienes experiencia en el tema. Si sabes lo que haces, y te atreves, veamos las cinco cosas que debes seguir para hacer una operación a corazón abierto en tu ecommerce.

1. Escoge el momento adecuado

Escoge el momento adecuado

Analiza las estadísticas de tu tienda y escoge el momento con menor tráfico. Así evitarás perder ingresos y ahorrarás a tus clientes posibles inconvenientes, especialmente si tienes previsto poner la tienda en modo mantenimiento durante el proceso de migración. En la mayoría de las tiendas, el tráfico suele caer los fines de semana y aumentar en mitad de la semana. Sin embargo, a menudo depende de los productos y servicios que ofrezcas. Así pues, asegúrate de verificarlo a través de Google Analytics.

2. Haz una copia de seguridad

Haz una copia de seguridad a buen recaudo

Esto no es que sea importante, es que es crucial. Realiza una copia de seguridad para garantizar que tus datos estén a salvo si surge algún imprevisto. Esto es especialmente importante si vas a migrar una tienda de forma manual. No obstante, incluso si automatizas el proceso de migración con servicios de terceros, que simplemente copian y mantienen los datos tal cual, recomendamos hacer una copia de seguridad de la información antes de llevar a cabo manipulaciones importantes en tu tienda online. Puedes usar herramientas como phpMyAdmin, una opción de copia de seguridad de tu proveedor de hosting, o la integrada en el panel de administración de tu tienda actual.

3. Elabora una estrategia SEO

Escoge bien tus palabras clave

Muchas tiendas sufren una caída temporal del tráfico orgánico tras su migración. Esto suele deberse a la pérdida de metainformación y a los cambios en las URL. Trabaja en tu estrategia SEO posterior a la migración para minimizar estos efectos temporales.
A veces resulta sencillamente imposible mantener las URL antiguas. Si es el caso, te recomendamos que programes redireccionamientos de las URL de tu tienda antigua a las nuevas, de tal modo que los usuarios puedan acceder a la nueva versión de tu tienda a través de los enlaces anteriores con total facilidad. Para ello, deberás crear redireccionamientos 301, que te ayudarán a conservar tus clasificaciones actuales en los buscadores. De lo contrario, en sus próximos escaneos de webs, los robots de Google encontrarán numerosas páginas 404 que generarán tráfico negativo. (Este problema se resuelve solo, sin necesidad de hacer nada, pero si adoptamos una actitud proactiva, podremos evitar caídas importantes en el tráfico de tu tienda).

4. Permite el modo mantenimiento

Permite el modo mantenimiento para comprobar que todo va correctamente

Para asegurarte de que los datos se transfieren con precisión y sin contratiempos, es más que probable que quieras poner tu tienda original en modo mantenimiento durante la migración. De esta forma, te asegurarás de que nada afecte al proceso de transferencia de datos, al tiempo que informas a tus visitantes de que estás llevando a cabo una labor de mantenimiento en tu web.

5. Prueba tu tienda

Prueba tu tienda y asegúrate de que todo funciona correctamente

Aún no hemos terminado. Tu tienda recién migrada precisará algunos ajustes después de la transferencia de datos, así que es muy probable que sigas vendiendo a través de tu tienda antigua durante algún tiempo más, para compensar este “work in progress”. Naturalmente, en este caso recibirás nuevas entidades durante o después de la migración, como nuevos pedidos o nuevos clientes.

__________________________________________________________________________

Por supuesto, puedes no complicarte la vida, pagar cuatro duros y que te lo hagan profesionales, que para eso están. Y así te aseguras de que no va a haber ningún problema dentro del proceso y, lo más seguro, que te solucionan mucho de los problemas relacionados con las URL’s y el posicionamiento.

¿Dónde podrías encontrar expertos en migración de tiendasPrestashop…A ver…déjame pensar ¡Ah! Sí, ya sé, aquí 😀

Cómo migrar un ecommerce y no cagarla en el intento
5 (100%) 3 votos

Sobre Héctor

Joven pero con gran formación en Ecommerce, Marketing online y Diseño Web. Community manager para la comunicación de Innovadeluxe y varias empresas clientes de agencia. Gran conocedor del sector del e-commerce, el marketing tanto online como offline y sobre todo de las redes sociales con varios años de experiencia en comunicación en estos sectores.

Utilizamos Cookies propias y de terceros para recopilar información para mejorar nuestros servicios y para análisis de tus hábitos de navegación. Si continuas navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. Puedes configurar tu navegador para impedir su instalación.