Ecommerce rural: Del sueño a la realidad

Ya estamos en 2016 y…vale, no tenemos coches voladores, ni zapatillas que se atan solas, ni pizzas en miniatura que se hacen gigantes en un hidratador de carbono casero…¡Pero sí que podemos vivir en medio del campo y sentirnos igual de comunicados con el mundo que un habitante de Nueva York!

Hace poco leía esta noticia, en la que se habla de cómo el empeño de un hombre hizo que se consiguiera instalar internet en las montañas de Nepal. Todo lo que hizo ese hombre es encomiable, pero lo verdaderamente reseñable del artículo es que en Nepal, en el Himalaya, en medio de lo que suponemos es un territorio aislado y perdido del mundo…¡Tienen internet! Y, de hecho, lo utilizan para potenciar el turismo y comercio de la zona. ¿No es impresionante? Una región en la que hasta hace 80 años no había sido, practicamente, visitada por extranjeros, está ya conectada e integrada dentro de la red global de comunicaciones.

¿Esto qué quiere decir? Pues que ya no hay límites en cuanto a la creación de ecommerce rurales. Ya, desde cualquier parte del mundo, incluso las muy remotas, uno puede comunicarse y entablar relaciones comerciales con el resto del mundo.

Pero, ¿Y qué me dices de la logística? Sí, ya sabemos que uno puede comunicarse, pero ¿Enviar productos es igual de fácil hoy en día?

Según otro estudio, este del grupo chino Alibaba, que gestiona el mercado online mayorista más grande del mundo, el comercio electrónico en el ámbito rural creció el año pasado un 18% más que en las ciudades. En China hay cerca de 570.000 pueblos, buena parte de los cuales sufre deficiencias logísticas que dificultan a sus habitantes la venta y la distribución de sus cosechas. Esta insuficiencia ha dado alas al ecommerce y ha propiciado el surgimiento de las aldeas Taobao (así llamadas porque realizan sus transacciones a través de la web de comercio electrónico Taobao, propiedad de Alibaba).

Es decir, el ecommerce, ha hecho que en China se creen nuevos “caminos” logísticos que no estaban contemplados en un primer momento. ¿Qué nos dice esto? pues que primero llega internet, y luego llega todo lo demás. 

¿Es el eCommerce rural exportable a España?

Rotundamente sí. El eCommerce rural, superadas ya las reticencias iniciales del consumidor a comprar por Internet, puede ser una de las grandes revoluciones en miles de pequeños pueblos y aldeas dedicados mayoritariamente a la agricultura y la ganadería. El canal de eCommerce crece a velocidad de crucero: 27% el segundo trimestre del pasado año, otro récord.

Lo que hace pocos años era algo anecdótico y propio de productos ‘gourmet’ se está extendiendo cada vez más: son muchos los productores que, en solitario o agrupados en cooperativas, deciden invertir para envasar o transformar ellos mismos sus productos para eliminar alguno de los intermediarios de la cadena. Y dar el salto al eCommerce rural es un paso natural en ese proceso. Especialmente cuando la dimensión del mercado accesible a través del canal online no para de crecer y ya puede sostener económicamente un negocio 100% online.

Abrir un eCommerce rural (o no) es cada vez más sencillo. Puede ser más o menos bonito, más o menos trabajado, pero cualquiera sin conocimientos avanzados de programación puede hacerlo y tener su tienda operativa en cuestión de días.

A esto hay que sumarle ciertos factores sociales y de actualidad que hacen que el ecommerce rural sea más plausible, si cabe:

  1. La creciente preocupación de los consumidores por conocer el origen y la composición de sus productos.
  2. Los productos ‘orgánicos’ o ‘naturales’ están de moda,
  3. Los costes logísticos son cada vez más bajos, y la capacidad de distribución de producto fresco es mayor al incrementarse el número de operadores y la cobertura geográfica de los mismos.
  4. Existen ayudas para la creación de cooperativas de trabajo asociado.
  5. El precio deja de estar en manos de la gran distribución y pasa a estar fijado por el mercado.
  6. La eliminación de intermediarios aumenta significativamente los márgenes, lo que permite asumir mayores costes en distribución.
  7. Hay más consumidores dispuestos a pagar más por productos de alta calidad y de origen certificado.

En vista de todo esto, ¿Cómo lo ves? ¿Te atreves? Pues si tú tienes las ganas, nosotros te ponemos los medios. Contacta con nosotros, coméntanos tu proyecto y te ayudaremos a hacerlo realidad.

 

Fuente: Marketing4ecommerce

 

 

Ecommerce rural: Del sueño a la realidad
5 (100%) 4 votos

Sobre Héctor

Joven pero con gran formación en Ecommerce, Marketing online y Diseño Web. Community manager para la comunicación de Innovadeluxe y varias empresas clientes de agencia. Gran conocedor del sector del e-commerce, el marketing tanto online como offline y sobre todo de las redes sociales con varios años de experiencia en comunicación en estos sectores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos Cookies propias y de terceros para recopilar información para mejorar nuestros servicios y para análisis de tus hábitos de navegación. Si continuas navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. Puedes configurar tu navegador para impedir su instalación.